aprender a perderse

Santiago Alemán - Edén Barrena - Miguel Moreno Mateos

Instituto Cervantes, Shanghai (CHN)
03.04. - 18.05.2019
Curated by Laura Sánchez Serrano

AD Infinitum is the first solo 

1/4

La mejor estrategia para conocer a fondo una ciudad es perderse, decía Walter Benjamin en su Crónica de Berlín. Perderse para encontrarse a sí mismo, entre sus calles y sus habitantes. Acercarse a lo ajeno, a lo lejano, para poner nuestra propia existencia en perspectiva. Dejar a un lado cualquier cartografía, cualquier tentativa de ordenar el espacio y desorientarnos conscientemente, agudizando nuestra concentración en los detalles y recuperando la intensidad de la experiencia plena que nos ofrece la imagen primera.

La exposición „Aprender a perderse“ presenta los trabajos de tres artistas españoles, realizados en Shanghái durante su residencia artística en The Swatch Art Peace Hotel. La obra de Santiago Alemán fusiona elementos de la pintura y de la arquitectura local, creando formas abstractas, fuertemente matéricas, inspiradas en las texturas y luces que propone el entorno urbano. A través del dibujo como mecanismo de memoria, Edén Barrena reflexiona sobre el individuo y su relación con lo desconocido, el viaje como descubrimiento y los límites de la subjetividad. Los paisajes emocionales de Miguel Moreno, topografías generadas siguiendo un proceso pseudo-científico a partir de testimonios reales, plantean el problema de la emigración en China desde las zonas rurales a las grandes ciudades.

„Aprender a perderse“ reúne las experiencias de estos tres artistas en su paso por la ciudad de Shanghái, mostrándonos su confrontación con la cultura china desde una perspectiva emocional, individual y paisajística. Sus trabajos surgen de la interacción con el nuevo espacio geográfico y social, y pone de manifiesto la fructífera fusión de horizontes.

SANTIAGO ALEMÁN (*1972, Cuenca), alter ego de Julián Ramírez Rentero, vive y trabaja en Londres, donde compagina su actividad como arquitecto y artista plástico. Tras realizar sus estudios de Arquitectura en la Universidad Politécnica de Valencia (ES) y Paisajismo y Espacio Público en la RWTH de Aquisgrán (DE), amplió sus conocimiento artísticos, cursando Diseño en la Mie University de Tsu (JPN) y Prácticas Artísticas en el Chelsea College of Art de Londres. 

 

La obra de Santiago Alemán parte de la observación del entorno urbano y natural, poniendo especial atención en sus formas, colores y texturas, que traduce en composiciones abstractas. Su interés por lo vernáculo se expresa a través de la utilización de materiales locales, ajenos a las técnicas pictóricas tradicionales, que permiten al artista conectar con la esencia del lugar donde las obras son creadas. 

 

En la exposición se muestran tres de sus series realizadas en Shanghái: Fiat Lux, Foliar y Lux Tribus. En ellas explora cuatro elementos básicos de la existencia humana: la casa, la piel, la luz y la vida, que identifica con diferentes colores y materiales. La casa viene representada por el yeso, que construye capa a capa la memoria de nuestras viviendas. La textura rugosa del yeso, contrasta con la suavidad del rosa, color que el artista identifica con la piel, a través de la que nos relacionamos con nuestro entorno y que, al igual que el yeso, queda marcada por el paso del tiempo. El verde de las hojas, con nervaduras de lino, representa la vida, mientras que el amarillo, casi transparente, que ilumina y domina la composición, simboliza la luz.

 

 

EDÉN BARRENA (*1991, Badajoz) vive y trabaja en Shanghái. Estudió Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid y, gracias a una beca Erasmus, cursó el último año en la Staatliche Akademie der Bildenden Künste en Stuttgart (DE). Continuó su formación en el Royal College of Art de Londres, obteniendo un Máster en Grababo (Printmaking MA).

 

En su trabajo, Edén Barrena se interesa por la relación entre el individuo y aquello que le es ajeno, extranjero. La artista reflexiona a través de su propia experiencia de viaje sobre los conflictos y mecanismos de extrañamiento que surgen de la relación de confrontación entre “yo” y “el otro”. Sus reproducciones, animaciones y publicaciones, realizadas a menudo sobre materiales humildes, portátiles e íntimos, muestran a la manera de un archivo emocional, los resultados de una investigación que toma forma a través del ejercicio del dibujo.

 

Las flores mantienen su promesa floreciendo consiste en una serie de 200 dibujos en pequeño formato, dos cuadernos de dibujos y un libro de artista impreso en risografía, en torno a las plantas encontradas en los jardines colectivos improvisados de los Shikumen. Durante meses, Edén Barrena estudió a través de sus dibujos la intimidad comunal que aún se vive en estos barrios, que surgen a partir de 1890 combinando en su estilo arquitectónico elementos occidentales y chinos, y que están siendo reemplazados por construcciones contemporáneas más eficientes. En Cinematic Drawings presenta una instalación con 400 retratos anónimos realizados en las calles de Shanghái sobre papeles encontrados o reciclados. Se trata de dibujos rápidos, ejercicios de memoria, que exploran la relación entre el dibujo y el cine, y que la artista realizó en el marco de una colaboración con el Shanghai Contemporary Art Terminal.

 

MIGUEL MORENO MATEOS (*1978, Madrid) vive y trabaja en Madrid. Estudió Ingeniería Forestal en la Universidad Politécnica de Madrid, orientándose hacia el paisajismo gracias a un Máster en Jardinería y Paisajismo, realizado en la Universidad de Granada y a un Máster en Arquitectura del Paisaje, cursado en la Universidad CEU San Pablo (Madrid). Tras desarrollar su carrera como paisajista durante 15 años, decidió orientar su creatividad y conocimientos técnicos hacia una práctica puramente artística.

 

Su trabajo investiga las relaciones de tensión y dependencia entre hombre y naturaleza, en el marco de una sociedad antropocéntrica que tiende a olvidar su pertenencia a un ecosistema global. Miguel Moreno utiliza términos y teorías asociadas a la ecología para entender el comportamiento humano, explorando conceptos como la integración, la migración, la interacción, la libertad o la identidad. Sus obras se materializan en complejas instalaciones, compuestas por archivos visuales y sonoros, objetos y formas naturales en crecimiento, donde el proceso constituye la parte fundamental del conjunto.

 

Migrant Landscapes es un proyecto sobre migración en Shanghái. Partiendo de las entrevistas realizadas a tres inmigrantes provenientes de zonas rurales de China, Miguel Moreno Mateos crea una topografía emocional a modo de cartografía donde se refleja la historia de sus vidas, su relación con sus familias, con su trabajo y con la geografía que les rodea. El material utilizado como soporte es papel reciclado, hecho a mano a partir del cartón que estos inmigrantes recuperan y venden para ganarse la vida en la gran ciudad. En la instalación, el artista utiliza el cartón como sustrato para plantar semillas, pero también como metáfora de la interrelación dinámica entre paisaje rural de origen, biografía personal y espacio urbano. La obra se completa con una instalación audio realizada por Lukas Hövelmann-Köper, en la que el compositor interpreta acústicamente los mapas emocionales generados en este proyecto.

© 2017 by LAURA SÁNCHEZ SERRANO